Republica Dominicana
+1 (809) 601-0881
somosfutbolrd@lavozdelsocio.com

UN CUENTO DE DESPROPÓSITOS SIN FIN

La Voz del Futbol Dominicano

UN CUENTO DE DESPROPÓSITOS SIN FIN

Estamos en el año 2017 después de Cristo. Toda la República Dominicana es un estado democrático….. Toda? ¡No! Una Federación poblada por irreductibles Dirigentes resiste todavía y siempre a la evolución. Y la vida no es fácil para las guarniciones de aficionados que rodean a esta reducida federación….

Como si de una de las grandes historias de Asterix el Galo se tratara, la resistencia, en este caso mal entendida, a la que se aferran los directivos de la Federación Dominicana de Fútbol y la LDF es prodigiosa.

La diferencia está en que todos sentimos gran cariño y admiración por los ‘irreductibles Galos¨ sensación muy distinta a la que nos provocan los “irreductibles Dirigentes” de nuestro fútbol”

Aglutinan todos los cargos para seguir manteniendo el control para que nada se les escape. Son Presidentes y Directores generales, a la vez que jueces, árbitros y capaces de ser eruditos en el cargo que sea necesario, o al menos ellos así lo creen e intentan hacérnoslo creer a todos.

Ser polivalente, saber hacer varias cosas y hacerlas bien, es una cualidad que tienen ciertas personas, muchas diría yo.. pero aun teniendo esta virtud no siempre es legal ponerla en práctica.

Cuando se ostenta un alto cargo público, no se puede tener otro de la misma índole, eso se llama incompatibilidad de cargos públicos. Por ejemplo, no se puede ser senador y presidente de la federación dominicana de fútbol.

Bajo esta premisa, no se puede ser Director general de la LDF y formar parte del comité sancionador o de apelación de dicho organismo.

El no poder regir múltiples cargos dentro de la liga viene dado por varios motivos. El primero ya mencionado, incompatibilidad de los mismos, el segundo, hay que cumplir con las normativas de Concacaf y FIFA que prohíben que esto suceda, los mismos que forman el comité sancionador no pueden ser los componentes del comité de apelación.

Los miembros de dichos comités han de ser personas que sean letradas en leyes (normativa de la LDF) y sobre todo, estos comités han de estar legalmente constituidos.

Teniendo ya claras todas estas premisas, es cuando me entra la duda sobre la legalidad de las resoluciones emitidas por la LDF respecto a los recursos presentados estas últimas semanas por Moca FC y Bauger FC.

Si se fijan bien, el firmante de la resolución a la apelación de Moca FC es Félix Ledesma, Director General de la Liga. Esta no es válida. El no puede firmar ninguna resolución del comité de apelación, ya que no es miembro, pero… en verdad existe tal comité? Porque no firma los escritos el jurista presidente del mismo?

No entrare a analizar la barbarie de este documento emitido, que deja patente la incompetencia de quien lo emite, Xavier Cadalso ya ha hecho una excelente exposición sobre todas las irregularidades existentes en esta resolución.

Yo me centro en la firma, rubrica que deja claro el reinado caciquista que impera en la Federación Dominicana de Futbol y la LDF. La misma que demuestra que esta Federación es llevada entre dos personas que aglutinan todos los cargos posibles y necesarios para convertirse en omnipotentes.

Como si de la época feudal se tratara, en el fútbol dominicano pasan las cosas si Dios quiere y Osiris Guzmán y Félix Ledesma lo permiten. Son los Sres. Feudales de nuestra época, obsoletos y desfasados como en épocas pasadas, pero amparados por el desconocimiento de la gente y el miedo, este ultimo, dado por el mismo desconocimiento e ignorancia.

Como toda dictadura, acabará mal para los dictadores, que lejos de aceptar los cambios y adaptarse, se aferran al poder mostrando sus peores dotes dictatoriales.

Cambios que los directivos de club, deben ver y creerse, así como los ven la afición y la prensa. Los otros¨ dirigentes no pueden actuar con sumisión y dejadez. La fanaticada ya habla y pide cambios, pitan en los estadios cuando se menciona o aparecen los dos personajes de siempre.

Los grandes cambios históricos en nuestra sociedad han venido tras una revuelta y la del fútbol en dominicana se empieza a gestar. Está fuera de toda lógica hoy en día creer que sacando el látigo la gente se someterá. A diferencia de la época feudal, el acceso a la información de la que se dispone hoy, permite comparativas, ver qué sucede en otros lugares y sobre todo, nos permite ver las continuas negligencias de los dirigentes del fútbol dominicano.

Si las directivas de los clubes siguen acatando sin hacer que prevalezcan las normas y la evolución, dejan que todo se base en el deseo y criterio de dos elementos siniestros del fútbol, la revolución también acabará con ellos. Cuando la gente, sponsors e inversionistas vean que no hay nadie que trabaje por el crecimiento y desarrollo, empezaran a marcharse y así se empezaría a fraguar el ocaso de nuestro fútbol, el de todos. Este cuento no tendría un final feliz como las historias de Uderzo y Goscinni, si seguimos así, este sera un cuento que acabara mal.

 

@jordigarciatv

Jordi Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Google Analytics Alternative